El proyecto de exposición 69/71 apunta a brindar un espacio de trabajo, exhibición y difusión tanto para artistas emergentes como artistas ya consolidados cuya línea de trabajo va en dirección del arte en sitio específico. 4-18 ha convocado a 11 artistas de diferentes edades y procedencias académicas para que desarrollen dentro del espacio proyectos que respondan tanto a intereses personales, como a las exigencias que un sitio específico establece, dándole cohesión y permitiendo un diálogo entre las obras y el espacio.
El espacio, que está siendo sometido a un proceso de transición de una edificación abandonada a un nuevo centro cultural, es la base para el desarrollo de este proyecto, el cual permite a los artistas tomar conciencia de este hecho para tener diferentes puntos de partida a la hora del desarrollo de sus propuestas. Al establecer una ausencia de un eje curatorial desde el principio, se buscó que la cohesión (tanto espacial como conceptual) se diera a través de la interacción de los artistas entre ellos —y sus dinámicas de trabajo— y el espacio.
En la búsqueda de no solo proporcionarle a artistas espacios de exposición, buscamos también lograr un mayor acercamiento e interés del público general en la práctica artística. Para esto planteamos una estrategia pedagógica que se basa en: Conferencias / Visitas guiadas / Conversatorios / Material pedagógico sin costo alguno.
Lo que permite no solo introducir la práctica al público, sino permitir una aproximación más detallada permitiéndoles estar en contacto con los artistas y así establecer un diálogo bidireccional en el que tanto el artista expone sus intereses y métodos, como el espectador sus inquietudes e interpretaciones.
La exposición tuvo lugar en noviembre de 2011.


Mapa exposición 69/71 - Hacer click para ver más grande


T P B: SOBRE UN ESPACIO EN REACTIVACIÓN 

Siguiendo el auge en la construcción de salas de cine en 1941 se construyó el Teatro Odeón, el cual desde entonces ha albergado diversas iniciativas culturales. Con el cierre de éste en 1953, el espacio pasó por muchas manos: al final de los años 50 el teatro El Búho alquiló el edificio y comenzó a desarrollar obras de teatro, luego pasó por las manos de la Universidad de las Américas, y finalmente en 1965 el Teatro Popular de Bogotá (TPB) alquiló el edificio a su dueño, Gustavo Santos. En el año 1978 el director del TPB, Jorge Alí Triana, compró el edificio y, durante casi veinte años, se usó la estructura original del Teatro Odeón para desarrollar numerosas obras de teatro. No fue hasta el año 1985 que comenzó la construcción de lo que hoy viene siendo la estructura moderna, reestructuración cuyos principales objetivos fueron la ampliación del área y la implementación de nuevas tecnologías, siempre respetando la estructura original.
Con este nuevo espacio, los dirigentes del Teatro pudieron expandir sus prácticas al cine, talleres y cursos académicos e incluso añadir un estudio de televisión dentro de sus actividades en el cual se realizaron entrevistas y programas de televisión, conservando siempre la idea inicial del espacio como entidad teatral; de esta manera el grupo del TPB se convirtió en una entidad multidisciplinaria que tuvo repercusiones en la cultura bogotana. Sin embargo, los gastos y el manejo operativo de un espacio de tal magnitud y actividad –al igual que el deterioro de esta zona de la ciudad– llevó a este grupo a declararse en quiebra. En 1997, y sin tener otra opción, Jorge Alí Triana se vio forzado a cerrar el espacio.
El edificio fue comprado por CityTV, filial de El Tiempo, que aspiraba a encontrar una nueva sede para el canal; entre los planes de adquisición del espacio también se contempló la posibilidad de construir un centro comercial, sin embargo, el proyecto al no recibir el visto bueno de la alcaldía, forzó a CityTV a reubicarse en sus oficinas actuales, en la avenida Jiménez con carrera sexta, dejando al espacio en completo abandono.
En el 2010, y luego de diez años de abandono, un grupo de inversionistas decidió comprar el edificio, al cual en ese momento se le habían removido –por razones desconocidas– los pisos, paredes acústicas y graderías. Este grupo de inversionistas buscan reactivar el espacio tomando provecho del desarrollo cultural y urbano que ha venido sucediendo en los últimos años en el centro de Bogotá.


LA INVASIÓN AL ODEÓN

ERIKA MARTÍNEZ CUERVO

Transcripción Recorte.

"Han pasado diez años desde aquel día en que el antiguo Teatro Odeón de Bogotá fue invadido. Extrañas e ingeniosas apuestas de artistas jóvenes ocuparon los rincones y espacios de tránsito de esta emblemática edificación creada en 1940 para la realización de apuestas teatrales. Su nombre, apropiado de los griegos quienes llamaron Odeón al lugar ideal para los espectáculos musicales, del cantorum receptaculum de Grecia al “instalatium” receptaculum de Bogotá. 69/71 un proyecto organizado por la Fundación 4-18 alrededor de lo que se conocía como site-specific, propuestas artísticas realizadas en espacios específicos entendidos como campos de acción y discusión que daban origen a creaciones diversas.                                                                                                                    No era la primera invasión. La imponencia de su arquitectura –aún en su estado ruinoso– hacía visible su pasado. Las artes escénicas habían sido su principal invasor, ciclos intensos pero cortos, un lugar de tránsito y al final, un vestigio. Era un viernes, aquel 25 de noviembre y la exposición abrió sus puertas y entonces dio inicio a otro tipo de invasión. Hubo un espectador –casi invisible– como salido del sótano del edificio, no entendía muy bien lo que estaba pasando, entre murmullos y con frases entrecortadas preguntaba que cómo se llamaba la obra de teatro, que dónde estaban los actores, que cuál era el escenario central, que quería hablar con el director de la obra para que le instruyera sobre ese tipo de apuestas. Quienes se percataron de su presencia no estimaron en responderle. Él deambuló sin saber nunca que aquello no era un teatro, sino una exhibición de arte contemporáneo donde el espacio era el protagonista.                                                                                                                                                                                                                                              Fueron 16 los proyectos que se exhibieron. Pedazos del Odeón diseccionados, transformados e intervenidos. El hecho posible de transitar un edificio que había estado clausurado, de habitarlo en estado de mutación, vivo, removido, pero aún en ruinas, ocupado por el arte.                                                                            Del cantorum receptaculum al instalatium receptaculum, cuantos siglos de historia y este pobre personaje perdido, vil presencia de una especia anacrónica incapaz de ser contemporánea."


PLUMA

FELIPE RODRÍGUEZ

Instalación sonora.

Sistema de poleas que posibilita el desplazamiento vertical a través de los cuatro pisos del espacio de exposición de un balde de plástico que contiene un sistema de sonido. El recipiente,  al contener un parlante, emite un sonido que se asemeja al producido por el efecto doppler, efecto que consiste en el aparente cambio de frecuencia de una onda producido por el movimiento relativo de la fuente respecto a quien percibe el sonido, según el cual el tono del sonido emitido por la fuente es más agudo para quien lo escucha a medida que se aproximan y más grave a medida que se alejan.


EL POZO Y EL PÉNDULO

DANIEL SÁNCHEZ

Mecanismo que simula un péndulo, galón de gasolina, tapas de gasolina.

Mecanismo que simula un péndulo, en su extremo mas cercano al suelo bota una chispa cerca del galón de gasolina. En todo el espacio hay tapas de galones con pequeñas cantidades de gasolina para ambientar la pieza. Cada ir y venir del péndulo es una catástrofe en potencia.

"Como en el cuento de Poe que se titula “El pozo y el péndulo”(1) en el que el protagonista al haber sido condenado por la Inquisición es sometido a una serie de tormentos producidos por diferentes mecanismos, esta instalación busca conjugar esa angustia de una muerte inminente con una reflexión sobre la época actual donde los sistemas totalitaristas perviven bajo fachadas democráticas a través del uso estratégico de los estados de excepción(2) y la disuasión de los mass media(3).

En esta instalación hay alegorías del terrorismo, la señalética urbana, los dispositivos de emergencia y el uso sistemático de combustibles fósiles que se conjugan con la percepción del publico para configurar un bomba virtual." - Daniel Sánchez

(1) Poe, Edgar Allan. “El pozo y el péndulo”, 1842

(2) Agamben, Giorgio. “Estado de Excepción”, Pre-Textos, Valencia, 2003.

(3) Baudrillard, Jean, Cultura y Simulacro (1978). Editorial Kairos, Barcelona, 2007


VIGÍA

SEBASTIÁN CARRASCO

Video instalado en el espacio de la edificación que funcionó como escenario.

Cerramiento de madera que bloquea el acceso de personal y que simula actividad en su interior a través de un juego de sombras y de sonidos que se logra entrever desde el exterior del montaje. Una de las paredes del cerramiento tiene incrustado un televisor que proyecta –a manera de circuito cerrado de vigilancia– pregrabados de la dinámica de percepción de la obra que está al interior del espacio construido por el artista.


AZUL ODEÓN

NICOLÁS R. MELO

25 impresiones digitales de formato medio en blanco y negro.

Las imágenes son apropiaciones de fotografías de archivo del Teatro Odeón tomadas entre los años 1968 y 1993, época en que el espacio funcionó como el “Teatro Popular de Bogotá”, y después de la cual quedó abandonado. Las impresiones están salpicadas por pintura de color azul celeste, color característico del actual logo de la “Fundación Teatro Odeón”.


CONFORME

SEBASTIÁN ARRIAGA

Se observa en el patio la palabra “Conforme” en neón. “(…) y era más sencillo dejar de mirar la ruina para no abandonar la comodidad del presente y discutir con el pasado”.


ADD

Se aprovecha una estructura existente del edificio para emular una valla publicitaria. En ella, yace un comentario hacia la historia del odeón.


GUACALES

COLECTIVO LA GRANJA

Guacales móviles.

Atari Punk Consoles conectados a secuenciadores. El espectador puede usar y navegar el espacio con los guacales. Dependiendo de la condiciones del lugar en el que se ubique el guacal, éste emitirá una distinta frecuencia de sonido.


666 / 999

Objetos encontrados.

Instalación de objetos que presumen haber sido encontrados en el espacio en etapas previas a su remodelación.  Acompañándolos hay un registro fotográfico y dibujos de procedimientos que involucran los mencionados objetos y cuestionan los orígenes, usos y apariencias de éstos.


SIN TÍTULO

LUIS E. ESTRADA

Fotografías.


ESTRUCTURA #1

SEBASTIÁN ARRIAGA, NICOLÁS R. MELO


TAPIZ

FELIPE RODRÍGUEZ, NICOLAS R. MELO

Hueco en la pared.

Hueco hecho en un Dry Wall que oculta el color y estado de la estructura original. Lo acompaña una pequeña ficha técnica con todas las remodelaciones que el edificio sufrió a lo largo de la historia, siendo la Fundación Teatro Odeón la última en apropiarse de éste.


1969 / 1971

NICOLÁS R. MELO

Fotografías, páneles de aluminio y fichas técnicas.

Tres bases de aluminio sostienen documentación de una hipotética exposición que tuvo lugar en los setentas en el teatro Odeón. Registro fotográfico, recortes de prensa y material de archivo legitiman y a la vez cuestionan su validez.


TRAMA

DANILO VOLPATO

Entretejido realizado con diversos periódicos del día 21 de julio de 2010, día posterior a las elecciones presidenciales en Colombia.

La trama de periódicos, pintados de blanco, se suspende en el aire reemplazando el techo del espacio. Debido a la luz solar y a la luz artificial del espacio que atraviesan el papel y la pintura es posible divisar las noticias presentadas en los diarios.


NIVELES DE DETALLE

JUAN CAMILO HERNÁNDEZ

Video con sonido monofónico.

Proyección en dos pantallas de un video realizado a partir de la animación y visualización de datos obtenidos a partir de fotografías digitales. El video presenta una serie de muestras de diferentes detalles del espacio antes de ser restaurado, que fueron capturados con fotografías de larga exposición. Estos detalles, al ser digitalizados son reconstruidos como una nube de puntos de información de diferentes densidades que se manifiestan como formas inertes a las que se les aplica el movimiento de sustancias etéreas y fluidas como la lluvia y el viento capturadas en el exterior. El video tiene un fondo sonoro que pertenece a los movimientos materiales de diversos materiales obtenidos con un micrófono de contacto.


SIN TÍTULO

PABLO GÓMEZ, LUIS E. ESTRADA

Televisor.

Animación de fotografías que muestra un recorrido por el Teatro Odeón en su proceso de reestructuración. Es un registro del tiempo vivo invisible para los espectadores que el dispositivo reproduce imágenes.


REDIAL

YOLLOTL GÓMEZ-ALVARADO

Instalación en 4 partes; bocinas de lata; archivos sonoros.

Parte A: Sistema telefónico precario que comunica el interior con el exterior del edificio. Parte B: Sistema de bocinas integradas que reproducen una discusión sobre la noción de público específico. Parte C: Dibujos de teléfonos de lata como mecanismo efectivo para comunicarse de larga distancia.


NO SÉ CÓMO CARAJOS VAMOS A VIVIR

SUSAN ANDRADE

Red en polisombra negra. Cabuya. Polea. Panes en forma de revólveres.

Una red negra que cae a ras de piso contiene panes en forma de revolver, está sostenida de las vigas inestables que hacen parte de la estructura original de la edificación. A manera de péndulo el artefacto se instala en el centro del espacio.