Rescatando el ejercicio como método, la clínica SWITCHED ON SOUND reconoce el carácter inconcluso de las prácticas sonorasy plantea una dinámica de trabajo enfocada en la captura, generación por síntesis y composición a partir del sonido. No se plantea una dinámica progresista y vertical de enseñar algo que no se sabe o de perfeccionar una cadena útil; se pretende en cambio, a partir de un grupo reducido e interdisciplinario, identificar unas problemáticas colectivas en torno al sonido y a partir de éstas desarrollar actividades prácticas y teóricas que terminen en proyectos individuales de los participantes.
La clínica se divide en dos módulos y un proyecto, dura 120 horas de las cuales 24 son virtuales. En las sesiones virtuales los participantes tendrán acceso a contenido como artículos, vídeos, bibliografía y discografía que complementaran de manera conceptual y teórica el trabajo de taller.